Coaching deportivo

Tanto para deportistas profesionales como casuales

Hacer ejercicio requiere de disciplina física y mental. Y es que a muchas personas les cuesta coger el buen hábito de hacer deporte si no encuentran el apoyo que les permita volar con sus propias alas. Es decir, superar los primeros días de rutina, aquellos más duros.

Pero no solo eso. Incluso los deportistas más consagrados a veces también tienen crisis, necesitan expresar qué sienten y encontrar soluciones para volver al nivel al que estaban. Por eso entra a calentar el coaching deportivo, la mejor forma de analizar estas situaciones y ofrecer una solución eficaz.

¿Qué es el coaching deportivo?

El coaching deportivo está enfocado en brindar apoyo a los deportistas o a aquellas personas que deseen iniciar algún deporte. Se trata de acompañar al interesado en analizar la situación actual, establecer rutinas y mantener un seguimiento adecuado de los progresos. 

También se trabaja el aspecto mental, es decir, la motivación. Y es que los pensamientos negativos recurrentes pueden afectar a nuestro rendimiento deportivo, incluso aunque los números y la realidad digan lo contrario. 

Así pues, un coach deportivo se encargará de potenciar el talento de los deportistas, de encontrar aquellos métodos que le funcionen bien para entrenar, brindar herramientas para que puedan superar las palabras saboteadoras de su mente y que, al final, sean capaces de superarse a sí mismos cada día.

Beneficios del coaching deportivo

Tener a alguien que te acompañe, se centre en tu situación deportiva y te formule las preguntas adecuadas facilitará crear un plan de acción personalizado y con el que estés a gusto. Pero más allá de eso, el coaching deportivo aporta muchos más beneficios:

Se planifica la actividad deportiva de forma realista, es decir, que se tiene en cuenta tu estado físico actual para crear un plan de acción escalado que no te cause malestar.

Aprenderás a gestionar emociones, a evitar que esa voz interior esté a favor y no en tu contra, saboteándote tras cada éxito o derrota.

Estarás más motivado, con más ganas de ponerte a entrenar y con mayor concentración al saber qué es lo que tienes que conseguir.

Se evita la frustración de ver el objetivo demasiado lejos, ya que se crean pequeños objetivos asumibles con el tiempo y el esfuerzo.

Podrás superar creencias y bloqueos mentales que te frenan a sacar todo tu potencial.

El coaching deportivo también puede aplicarse a equipos, creando una dinámica creativa que generará cohesión, lazos y un único sentimiento con el objetivo de alcanzar los objetivos. Sea solo o acompañado, no te faltarán beneficios.

¿Cuándo es útil un proceso de coaching deportivo?

Muchas personas no se atreven a dar el paso a hacer deporte por muchas razones: no son capaces de hacerlo solas, sienten vergüenza de su cuerpo o les cuesta horrores realizar cualquier actividad física. Pero con el coaching deportivo eso se soluciona con un buen acompañamiento y un gran plan de acción.

El coaching deportivo también es ideal para aquellos deportistas que han sufrido lesiones y esto les afecta no solo al rendimiento, sino a su cabeza. Juntos indagaremos en qué es lo que te frena mentalmente para recuperar tu mejor nivel y trataremos de superar esas barreras imaginarias que se forman.

O incluso que no sea ninguna de las dos situaciones anteriores. Ya haces deporte pero sientes que puedes dar más, que quieres subir de nivel y no sabes exactamente cómo. Quieres analizar tu técnica, tus métodos y encontrar aquello que puedes mejorar para ser una mejor versión de ti mismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad